Por el derecho a defender nuestros derechos

Mujer de Setiembre- Carmen Benavides

Mujer del Mes
Septiembre 2014
Carmen Benavides

Fuente; Fundación Mujeres del Agua

Fuente: Fundación Mujeres del Agua

Carmen  Raquel Benavides nació en Tari Parú Ken, una zona selvática perteneciente a  la comunidad indígena pemón de Waiparú. Siendo una adolescente se radicó en El Paují, una población mixta, en donde habitan familias indígenas y no indígenas, que se generó en los años 70 a partir de lo que fuera el campamento del Ministerio de Obras Públicas (MOP) sobre la carretera Santa Elena de Uairén-Ikabarú. A esa edad aprendió a hablar español.

Su padre y su madre levantaron a 11 hijos valiéndose de la economía tradicional, la caza, la pesca, la recolección y el cultivo de sus conucos en las tierras fértiles Waiparú. Sin embargo,  con los años,  la minería  mecanizada fue apoderándose del río y sus nacientes hasta que las aguas se transformaron en una especie de “café con leche” no apta para el consumo humano.

En El Paují fue electa capitana para 2007-2008. La gran mayoría de sus vecinos y paisanos votó por ella. Pero, ya en el cargo, lideró la salida de las 16 máquinas mineras que operaban sobre el cauce del río Chaverú, uno de los más caudalosos de la zona y limitó la intervención de otros caudales aledaños, lo que provocó el disgusto de sus detractores. “¿Es que quieren que toda el agua del río se transforme en café con leche?”, les preguntaba como un llamado a la reflexión.

Además, levantó su voz y emprendió acciones contra la droga, el alcohol, la prostitución, la destrucción ambiental y la proliferación enfermedades asociados a la minería no artesanal, como la lesihmaniosis y el paludismo o malaria humana. Simultáneamente, se incorporó a la Fundación Mujeres del Agua en donde unió fuerzas con otras madres de familia y jóvenes para promover la educación y la recuperación de espacios deforestados y de aquellos lugares como los morichales, con vocación de generación de aguas.

Su lucha contra la minería y sus secuelas devastadoras comenzó incluso antes de que tomara el mando de la capitanía. Por eso, ella dice que, frecuentemente, cuando surgen acciones contra la actividad, “los mineros creen que soy yo”, una vinculación que le ha traído muchas amenazas incluso de parte de algunos capitanes, autoridades tradicionales de este pueblo indígena.

Durante su gestión al frente de la capitanía, se consolidaron importantes proyectos para la comunidad de El Paují, como el ambulatorio, la casa comunal y el acueducto. Asistió al I Congreso Latinoamericano de Derechos Humanos en Lima Perú en 2013 y, posteriormente, fue electa vocal de Protección de la Unión Latinoamericana de Mujeres. Enero pasado,

En enero de este año, Carmen fue amenazada por denunciar la minería informal en el parque nacional Canaima. Puedes leer el acción urgente aqui.

Archivos