Por el derecho a defender nuestros derechos

Manos Femeninas Siembran Desarrollo Verde como una nueva alternativa

AMUPPA; somos todas nosotras: Mujeres campesinas de los andes del norte del PERÚ (Piura); formamos parte de la Unión Latinoamericana de Mujeres (ULAM); para hacer frente al atropello de nuestros derechos.

img_20161216_104832774

En nuestro diario vivir, Luchamos día a día contra las políticas mineras que avasallan Derechos, tierra, agua y el ambiente donde vivimos. Como Mujeres somos las responsables de transmitir y sostener la cultura de nuestros pueblos de generación en generación; y por ello luchamos y nos resistimos a seguir siendo sometidas y asesinadas.

En nuestra labor diaria trabajamos la tierrita donde se siembra la comida; y tenemos una conexión directa con la madre tierra, porque somos parte de ella y por ella vivimos. Somos Mujeres campesinas que vivimos y queremos seguir viviendo en contacto con la naturaleza, conservando nuestros saberes tradicionales, nuestros bosques, nuestras cuencas de agua, revalorando los saberes tradicionales, la diversidad cultural y biodiversidad.

Desde nuestra interconectividad con la madre tierra; Cuestionamos este modelo extractivista que nos han impuesto; y que nos promete un desarrollo económico; Nosotras preguntamos ¿Desarrollo para quién? ¿Progreso para quién? ¿Quién determina cambiar nuestra forma de vida?¿ Por qué desde el poder del gobierno se decide por nosotras y se nos condena a morir lentamente? Un modelo desarrollado que tiene pinchado el ojo de ver y conocer nuestra realidad; que se muestra indiferente al sentir de las poblaciones y conocimientos tradicionales.

img_20161216_105112805Como Mujeres, que sentimos a la madre tierra parte de nosostras; apostamos por otro tipo de Desarrollo, basada en una economía verde; que respete el medio ambiente y comprenda que el agua NO es mágica; que ella viene de nuestras cuencas de agua a las que tenemos el Deber de Cuidar y proteger. En nuestra Experiencia como AMUPPA; sembramos 15 variedades de papa nativa, sembramos quinua; pero también apostamos por otro tipo de farmacia natural: lociones para la piel (dérmicas) jabones para el acné, Dentífricos, jarabes para la tos. Todo ello a base de plantas medicinales de la zona de páramo que nos permiten tener un desarrollo sostenible.

Consideramos una necesidad cambiar la estructura de deseo de los seres humanos, alterada con este modelo de Desarrollo extractivita que marca la “felicidad” en un mundo ansioso de cosas materiales y consumo indiscriminado de energía. Un modelo que nubla nuestro nivel de conciencia y nos mantiene atrapados en el acceso al “bienestar” que depende mucho del consumismo, el cual va de la mano con una exportación masiva de materia prima y un irreversible daño a nuestros ecosistemas. Es un modelo no productivo, que genera mutilación de Derechos, privatización territorial a manos de las grandes corporaciones mineras; desalojos de comunidades y pueblos originarios. Todo ello en complicidad de un Estado que Utiliza todo su poder para reprimir, matar, y silenciar a quienes se oponen a estas políticas extractivas.

Vivimos una época, donde se justifica la Mercantilización de la Naturaleza y tiene 4 características:

  • Depredación de los ecosistemas
  • Violencia y restricción de los Derechos Humanos
  • El individualismo despiadado que sataniza y estigmatiza a quienes defienden su territorio
  • Sometimiento de los pueblos, sin respetar su libre autonomía para elegir el tipo de desarrollo que desea.

Es un desarrollo económico que se sostiene a costa del sacrificio de poblaciones y territorios ; que es sinónimo de despojo, contaminación, violación de Derechos Humanos, desplazamiento, destrucción, concentración, desigualdad ,aceleramiento del cambio climático, destrucción de colchones acuíferos, reducción de territorios indígenas , poblaciones con enormes brechas de desigualdad, etc. Un modelo de desarrollo perverso y acumulativo e incomprensible para las que defendemos nuestro territorio que vemos un desarrollo de acuerdo a nuestra subsistencia; respetando la autonomía y libre determinación de nuestros Pueblos.

img_20161216_104442499Creemos que esta nueva visión de economía basada en el extractivismo; tiene una visión subjetiva: de” Insumo- Producto” que nos desconecta del valor que le debemos dar a nuestros ecosistemas; es un modelo perverso que repercute negativamente en la vida del planeta y de los seres humanos.

En nombre del extractivismo entran a nuestros territorios por la fuerza, y nos dicen que de la ejecución de este proyecto minero “Rio Blanco” de capitales chino e ingleses, dependerá nuestro desarrollo futuro; nos satanizan diciendo que somos enemigas del progreso de nuestro país, cuestionemos ¿qué progreso?, ¿un progreso manchado de sangre, que viola los Derechos Humanos, que humilla, despoja, asesina y amenaza a nuestros pueblos? Simplemente no lo queremos y no aceptamos; aunque ello signifique seguir siendo perseguidas, amenazadas, mutiladas en nuestros derechos por estas grandes corporaciones mineras y por nuestros Estados.

 

Archivos