Por el derecho a defender nuestros derechos

Día de la mujer en Cajamarca, Peru

PARTICIPACION EN ACTIVIDADES POR EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER EN CAJAMARCA.

DSC_0229

Fuente: Asociación de Mujeres en Defensa de la Vida

Amaneció nublado en Cajamarca. Anoche ha llovido bastante y hoy la neblina que cubre gran parte de la ciudad se levanta lentamente hacia los cerros azulados que rodean el valle.

Hoy es el Día Internacional de la Mujer y en Cajamarca también lo conmemoramos junto a las organizaciones de mujeres de la ciudad.

Temprano a las 8 de la mañana es la misa de Acción de Gracias en nuestro emblemático Templo de la Resistencia, la Iglesia San Francisco. Poco a poco y abrigaditas van llegando las compañeras y para cuando el hermano franciscano empieza el sermón, la asistencia ya es mayor.

El padre recalca que el Plan de Dios no es que la mujer esté sometida al varón, ni por encima de él, sino en igualdad de condiciones, en igualdad de derechos, porque a ambos los creó a su imagen y semejanza y que Cristo, en su paso por el mundo, revaloró a la mujer contándola entre sus seguidores.

Luego de la misa nos concentramos en el atrio para organizar el pasacalle. Con la natural alegría y creatividad, propia de las cajamarquinas, transitamos por las calles céntricas de la ciudad precedidas de una banda de músicos que va interpretando canciones del folklore cajamarquino. Los lemas que coreamos, uniendo nuestras voces, aluden a la defensa de los derechos de las mujeres:

¡Mujer!… en contra del machismo. ¡Mujer!… en contra del abuso.

¡Mujer!… en contra de la discriminación

¡Mujer!… en contra de la violencia familiar.

DSC_0239

Fuente: Asociación de Mujeres en Defensa de la Vida

Pero, es indudable que la Resistencia cajamarquina en defensa del agua y en rechazo a Minasconga, no puede excluirse de cualquier manifestación popular; es más, esa lucha es la que nos ha movido a muchas mujeres cajamarquinas a dejar nuestra natural indiferencia por la cosa pública, para involucrarnos del sentir de la comunidad. Junto al reclamo por derechos emblemáticos de las mujeres, otra vez resuena el sentir común:

¡Mujer cajamarquina, repudia a la mina por corrupta y asesina!

¡Alerta… alerta… alerta que camina mujer cajamarquina, en defensa de la vida!

En la ceremonia de cierre del pasacalle en la plazuela Amalia Puga, poetisa cajamarquina del siglo XIX, encontramos a nuestra querida Máxima que ha sido invitada a dirigir un breve discurso a las presentes. Como siempre la fuerte Máxima, fiel a su discurso de resistencia, hace un llamado a las mujeres a seguir luchando en defensa del agua como ella lo hace allá en la laguna Azul. La Resistencia de Máxima es nuestra resistencia. Es especialmente atrevido su discurso esta vez, pues estamos justo delante de las puertas de la Comisaría de la Policía local, esa que ha firmado convenio con Yanacocha para proteger sus intereses.

Untitled-2

Máxima Chaupe (Fuente: Asociación de Mujeres en Defensa de la Vida)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La mayoría de las mujeres que hemos participado en el pasacalle somos citadinas. Hay pequeñas delegaciones de campesinas de las comunidades cercanas. Hay delegaciones de los sindicatos estatales, colegios profesionales, estudiantes y organismos de derechos humanos. También una delegación de la Comisaría de Mujeres y otras de participación espontánea. Es muy reconfortante y sorprendente ver que las mujeres de Cajamarca ahora se hallan cada vez más dispuestas a participar en manifestaciones públicas y que impliquen la defensa de sus derechos y los derechos de su comunidad.

Atte. Asociación de Mujeres en Defensa de la Vida

page2image7816

Archivos