Por el derecho a defender nuestros derechos

Demanda en Canadá

Comunidades Mayas demandan en Canadá a la compañía HudBay por violación de Derechos Humanos

Toronto,Ontario – (Marketwire – 25 de febrero 2013) – Una corte Canadiense ha establecido un importante precedente legal que obliga a empresas mineras canadienses en el extranjero a rendir cuentas en caso de presuntas violaciones de derechos humanos cometidas por miembros de su personal. El caso concreto se relaciona con las víctimas de violación y los asesinatos cometidos por presuntos empleados de la compañía canadiense HudBay en Guatemala. Las víctimas y sus familiares estarían ahora en condiciones de demandar a la empresa minera en los tribunales canadienses.

Los aldeanos Mayas guatemaltecos están demandando a HudBay Minerals de Canadá por su presunta corresponsabilidad en las violaciones de once mujeres [en enero de 2007], y el asesinato del líder comunitario Adolfo Ich y los disparos y la paralización de Chub Alemán [en septiembre de 2009] en el proyecto minero que anteriormente pertenecía a HudBay en [El Estor,] Guatemala. Justo antes que un tribunal de la Provincia de Ontario estableciera su competencia para determinar el caso, los demandantes se enteraron que HudBay había abandonado abruptamente su argumento legal de que la demanda no debía ser escuchada en Canadá. En consecuencia, y por primera vez, una demanda contra una compañía minera canadiense por supuestas violaciones de los derechos humanos en el extranjero será competencia de los tribunales canadienses.

Screenshot from 2013-03-25 22:15:37
“Esta es una gran victoria para los derechos humanos, y allana el camino para futuras demandas contra las empresas mineras canadienses”, dijo Murray Klippenstein, abogado de los demandantes mayas. “Las empresas están advertidas -este caso muestra claramente que las compañías canadienses pueden ser demandadas en los tribunales canadienses por supuestas atrocidades contra los derechos humanos cometidos en sus operaciones en el extranjero.”

HudBay había presentado extensos escritos legales argumentando que la demanda debía ser presentada en Guatemala y no en Canadá, a pesar de la abrumadora evidencia que indica que el sistema de justicia de Guatemala es disfuncional, por lo que es imposible para las víctimas obtener justicia allí. Según las Naciones Unidas, Guatemala es uno de “los países más violentos del mundo oficialmente en paz”. Según Human Rights Watch, 99,75% de los delitos violentos en Guatemala quedan impunes debido a la corrupción y la intimidación y los ataques contra los jueces y testigos.

“La compañía HudBay ha luchado contra los demandantes Mayas y sus dirigentes durante más de un año, obligando a sobrevivientes y víctimas de las violaciones a viajar a Toronto para someterse a extensos interrogatorios legales. Ello nos obligó a pasar muchas horas recopilando montones de pruebas, informes de expertos y testimonios de testigos”, afirmo Murray Klippenstein. “Pero ahora, la resistencia legal del demandado en este punto clave se ha derrumbado. Este grupo de demandantes y sus compañeros debería ser elogiado por el coraje y la determinación que han demostrado a través de este difícil proceso.”

La decisión del tribunal en aceptar conocer este caso significa un avance que elimina de forma efectiva el argumento legal que impedía que casos relacionados con derechos humanos  no pudiesen ser escuchados en Canadá. Sin embargo, otros obstáculos que enfrentan los habitantes del pueblo Maya en su búsqueda de justicia siguen existiendo. La compañía HudBay sigue confiando en anticuados conceptos de derecho corporativo para argumentar en la corte canadiense que su sede social corporativa no es legalmente responsable por los daños causados por sus subsidiarias en el extranjero. Actualmente las demandas continúan presentándose en los tribunales de Ontario.

Nota traducida por Alfredo Lascoutx para MiningWatch Canada 
__

Jennifer Moore
Latin America Program Coordinator
MiningWatch Canada

Archivos