Por el derecho a defender nuestros derechos

Criminalización de la Protesta

Mirtha Vásquez, de la organización GRUFIDES, explica como el gobierno peruano está
manipulando las leyes para criminalizar y reprimir la protesta social.

Contra la criminalización

El video menciona estos cambios en la ley:

– La protesta social ahora es vista como extorsión, que puede resultar en 25 años de cárcel (mas que homicidio)
– Se puede detener a personas no solo en el día de la protesta, pero también posteriormente
– Militares y policías han sido anunciados como impudentes, dejando en impunidad los varios casos de tortura, palizas y matanzas
– En el caso de Conga, el presidente desvío casos jurídicos a otras regiones (Chiclayo). La gente acusada de delitos durante protestas son pobres, entonces es muy difícil para ellos viajar para defenderse, resultando en la situación donde pueden ser encarcelados no por ser culpables sino por ser pobre.

También se menciona la persecución de lideres y personas que defienden los derechos
humanos y se denuncia los convenios entre policías y empresas mineras, significando
que la policía ya no protege el público peruano, sino el sector privado.

Estas acciones del gobierno peruano van en contra de la democracia, y se pide a la
comunidad nacional e internacional que vean mas allá de la aplicación de
palabras como “terroristas”, “extorsionistas” y “criminales”. Los pueblos están
defendiendo sus derechos.

GRUFIDES es una organización en Cajamarca que defiende a comunidades campesinas
afectadas por la industria minera. Actualmente en el Perú se ha visto un
incremento en la criminalización de la protesta social, un resultado de los
cambios de leyes y normas.

Archivos