Por el derecho a defender nuestros derechos

Contaminación en Zacatlán

Mina a cielo abierto contamina Laguna de Atexca en Zacatlán

Ningún trabajo de remediación ambiental de la Laguna de Atexca en Zacatlán han llevado a cabo las empresas que explotan las minas de feldespato aledañas, admitió el director de Desarrollo Urbano municipal, Emmanuel Manzano Aguilar, aunque aseguró que se han creado algunos empleos para los habitantes de las comunidades cercanas.
Marco Antonio Licona
 

Un enorme agujero de por lo menos 50 metros de profundidad y varios kilómetros de diámetro se oculta con una fila de árboles a unos 200 metros de la antigua carretera Puebla-Tejocotal, a espaldas de la laguna de Atexca, es una mina a cielo abierto explotada “de manera irregular”.

(foto: Marco Antonio Licona)

(foto: Marco Antonio Licona)

De acuerdo con estimaciones de miembros del Comité de Preservación Ambiental, solo en este lugar se estarían produciendo unas 5 mil toneladas de feldespato al mes, un promedio de 150 a 200 toneladas al día, en dos turnos de ocho horas al día, mientras en el lavadero se estaría trabajando las 24 horas de la jornada, en tres turnos.

Los ambientalistas, especificaron que para la producción de una tonelada de feldespato, se requiere de la extracción de dos toneladas de material, por lo que su rendimiento, es del  50 por ciento y aunque no se utilizan explosivos para la extracción, los efectos sobre el medio ambiente son “igual de devastadores”.

“La minería a cielo abierto metálica o no metálica, puso en jaque los recursos naturales. En la sierra norte de Puebla, ya tenemos un pasivo ambiental de gran magnitud, que ni las generaciones futuras podrán salvar y eso que los mineros aseguran en sus manifiestos de impacto ambiental que extraerán el suelo y la guardarán para volverlo a colocar en su lugar una vez que termine la explotación, pero al ver estos cráteres nos preguntamos ¿si es una broma? Y si la Semarnat realmente se lo cree cuando se los autoriza”, agregaron.

Por su parte, el director de Desarrollo Urbano de Zacatlán, aunque dijo no tener mucha información, aseguró que la mina pertenece a “los italianos” de Feldmex, pero indicó que en el área trabaja por lo menos otra empresa, la regiomontana Materiales y Materias Primas de Ahuazotepec, que tiene su planta procesadora en el municipio vecino del que lleva el nombre.

Sin embargo, indicó, ambas corporaciones lavan el feldespato, en los mismos lugares donde lo extraen, ubicados entre las comunidades de Nanacamila, Metepec y Las Lajas, precisamente en el lugar donde se asientan los manantiales que abastecen de agua a la cabecera municipal zacatleca.

De acuerdo con esta versión, para evitar la contaminación de los mantos freáticos, ambas mineras trabajan de cerca con el organismo de agua potable municipal Soapaz “en la limpieza y desazolve de los ríos y en la siembra de árboles”, aunque Manzano Aguilar indicó que desconoce qué lugares se han reforestado.

Empero, sobre la contaminación de la laguna de Atexca, cuyas aguas están cubiertas de arcilla mineral aclaró que ahí “si no se ha hecho absolutamente nada” aunque dijo desconocer si el lugar es propiedad pública o privada “Está cercado. No sabemos si es propiedad privada o del municipio. Y mi dirección tiene casi todas las propiedades públicas en resguardo”.

Al mismo tiempo, Manzano Aguilar deslindó a la administración de Mario Alberto Cruz González del otorgamiento de concesiones o permisos que tengan que ver con la explotación del lugar, “nosotros no hemos dado ningún cambio de uso de suelo, solo están trabajando con los que dieron en ayuntamientos anteriores”.

Además aclaró que desconoce si la empresa cuenta con la concesión de aprovechamiento de agua otorgada por Conagua para el lavado del material y que provendría del arroyo conocido como “Los Baños”, afluente del río Azul, que forma parte de la cuenca Tecolutla-Nautla que también es utilizado para el abastecimiento de la población.

Por su parte, habitantes de las comunidadesde Metepec, Las Lajas y Nanacamila denunciaron la contaminación de manantiales y suelos con desechos de feldespato y sílice y, como consecuencia, el aumento de enfermedades respiratorias y casos de cáncer.

Roberto Garrido, a nombre de los vecinos de la zona aledaña a la mina, dijo que a simple vista puede observase que en lugar de agua, en la alfaguara ahora brota arena y ya no es posible consumir el vital líquido del lugar que alimenta un río subterráneo que nutre al manantial Jicolapa, captador del agua con que se abastece a Zacatlán.

Indicó que el deterioro ambiental es grave debido a que los desechos industriales son tirados en los predios cercanos y algunos caminos también se rellenan con ellos.

“Todos los desechos se van a los suelos y a los mantos acuíferos. Aquí ya se han enfermado varios por respirar el aire contaminado con los minerales, mucha gente en la comunidad tiene problemas respiratorios y se han presentado varios casos de cáncer en los pulmones”, dijo.

De acuerdo con estudios médicos, la constante respiración de sílice produce una enfermedad de los pulmones conocida como silicosis, que puede incapacitar a las personas y con frecuencia es mortal.

http://municipiospuebla.com.mx/2013/index.php/2012-06-13-18-40-00/huauchinango/item/mina-a-cielo-abierto-contamina-laguna-de-atexca-en-zacatlan

Archivos