Por el derecho a defender nuestros derechos

Conflictividad rural en Ecuador

DEFENSORAS DE LA PACHAMAMA PARTICIPAN EN ESTUDIO SOBRE CONFLICTIVIDAD RURAL EN ECUADOR

El miércoles 10 de abril de 2013, Sara Latorre del equipo de investigación del Instituto de Estudio Ecuatorianos (IEE), entrevistó a varias socias del Frente de Mujeres Defensoras de la Pachamama.

De izquierda a derecha: Francisca Zhagüi Presidenta del Frente de Mujeres Defensoras de la Pachamama, Julia Pulla Vocal Principal, Sara Latorre del IEE, Herlinda Gutama Vicepresidenta

De izquierda a derecha: Francisca Zhagüi Presidenta del Frente de Mujeres Defensoras de la Pachamama, Julia Pulla Vocal Principal, Sara Latorre del IEE, Herlinda Gutama Vicepresidenta

 

El IEE se dedica a la investigación, difusión, capacitación y apoyo al desarrollo en las áreas socioeconómica, sociocultural, socio ambiental, agraria, género y mujeres, demografía, política y tecnología de la realidad nacional, y al momento se encuentra realizando una investigación sobre “Conflictividad Rural en el Ecuador”, por lo que tomó contacto con el Frente de Mujeres al ser uno de los actores claves en el conflicto minero.

Sara Latorre mostró gran interés en conocer por qué y cómo se creó el Frente y cuáles han sido los más importantes logros en estos 5 años de trayectoria de la organización, así como las perspectivas para los siguientes años.

Lina Solano Ortiz, miembro-fundadora del Frente de Mujeres, enfatizó que uno de los principales logros de constituir esta organización es haber convertido a mujeres campesinas, la mayoría con muy poca o ninguna experiencia en el activismo, con un nivel de escolaridad muy bajo, cercanas o de la tercera edad, y cuya vida se desenvolvía básicamente en el ámbito doméstico y de las labores agropecuarias, en activas Defensoras de Derechos.

Herlinda Gutama, Vicepresidenta de las Defensoras de la Pachamama, ante la pregunta de la experiencia previa en dirigencia, mencionó: “…hablando de mí… primera vez que me metí en esto y estoy andando… en ninguna organización yo no era nada, ni me gustaba ser ni siquiera presidenta de padres de familia, pero ahora entré aquí y ahí sí luchamos, ahora ya cuántos años…”

La participación en la resistencia anti minera y particularmente en el Frente de Mujeres Defensoras de la Pachamama, ha abierto las puertas a mujeres campesinas de base, siendo las directas afectadas, las que todos los días viven el conflicto en sus familias y comunidades por la invasión de las corporaciones mineras, para que ellas personalmente accedan a distintos espacios, incluso internacionales, y con su propia voz puedan transmitir cómo está afectando su vida el conflicto minero. Ese fue uno de los objetivos al crearse el Frente y se ha plasmado como uno de sus principales logros, entre otras razones gracias un proceso permanente de formación y acción que ha permitido a las mujeres desarrollar sus conocimientos, habilidades y destrezas para realizar su labor de la defensa de los derechos.

Archivos