Por el derecho a defender nuestros derechos

Defensoría Del Pueblo De Ecuador Admitió Queja Por Cobarde Ataque Del 20 De Octubre En Molleturo Contra Defensoras De La Pachamama

DSC02473

La Coordinación General Defensorial Zonal 6 de la Defensoría del Pueblo de Ecuador en Azuay aceptó a trámite la queja interpuesta por varias de las Defensoras de la Pachamama agredidas físicas y verbalmente por la policía y agentes de seguridad política durante la protesta pública y pacífica contra el proyecto minero Río Blanco del pasado 20 de octubre en Molleturo, cuando el Presidente Rafael Correa visitó esa localidad para inaugurar una obra de Ecuador Estratégico.

Las integrantes del Frente de Mujeres Defensoras de la Pachamama solicitaron a la Defensoría del Pueblo que, en cumplimiento de sus obligaciones estipuladas en la Constitución de Ecuador, realice todas las acciones y trámites pertinentes a fin de proteger y tutelar sus derechos. La denuncia fue presentada en contra del Ministerio del Interior y de la Gobernación del Azuay.

La represión violenta del 20 de octubre que impidió a las mujeres manifestarse en forma pacífica mediante una pancarta de tela en la que se escribió “MINERÍA RESPONSABLE, CUENTO MISERABLE”, violó su derecho a la resistencia, a la integridad física, a la libertad de opinión y expresión, a la libre asociación, reunión y manifestación, a la participación, al libre tránsito, y el derecho a defender sus derechos y los de la Naturaleza, con el agravante de que algunas de las mujeres son de la tercera edad.

Las mujeres describieron en sus denuncias la forma como fueron brutalmente golpeadas, insultadas y detenidas en forma arbitraria e ilegal por la policía y agentes de seguridad política. Además recibieron amenazas de estar “fichadas”.

Varias de las agredidas son de la tercera edad, como María Ángeles Gutama Chuñir de 75 años quien relató en su denuncia: “…me halaron del pelo, me empujaron, me botaron al suelo, me dieron dos trompones, me pisaron los pies, después de maltratarme me detuvieron… queríamos llorar porque no estábamos haciendo nada de malo. Los agentes de seguridad nos empujaban y deban toletazos por la espalda para que adelantemos, y nos llevaron a una calle y allí nos detuvieron más de 2 horas hasta que se fue Correa de Molleturo. Yo les dije a los policías que no saben respetar a una mujer adulta, a una campesina, no puedo ser tratada así en mi propio pueblo.” 

Por su parte María Mercedes Gutama Tibillín de 78 años denunció: “…la policía y los agentes de seguridad me arrastraron, me trataron mal, a pesar de ser una persona de la tercera edad. Me halaron, me empujaron, me hicieron caer. Nosotros sólo estábamos siguiendo las enseñanzas de nuestro Señor de que defiendan a las nuevas generaciones. Nos llevaron a empujones fuera del parque a una calle y allí nos tuvieron por 2 horas hasta que Rafael Correa se fue de Molleturo. Los policías eran muchísimos y estaban bien protegidos, eran entre hombres y mujeres bastantes y nos empujaron y llevaron a la fuerza.”

A más de las agresión física también las defensoras recibieron insultos, tanto de los policías como de los agentes de seguridad, tales como: “viejas locas”, “viejas caducas”, “hacen quedar mal al pueblo”, “viejas ignorantes”, “vayan a dar agua a los cuyes”, “¿quién les contrató para que venga hacer relajo?”, entre otros.

Las Defensoras de la Pachamama han denunciado este cobarde ataque también en instancias internacionales como en el 156 período de sesiones de Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el 23 de octubre durante la “1era Audiencia Regional sobre Criminalización a Mujeres Defensoras de los Territorios y el Medio Ambiente en las Américas”(http://www.oas.org/es/cidh/multimedia/sesiones/156/default.asp). De igual manera en la Sesión “Identificando los desafíos específicos que enfrentan las Mujeres Defensoras de los Derechos Humanos y la comprensión de su valioso rol”, realizada el 16 de noviembre en el IV Foro sobre empresas y Derechos Humanos de la ONU (http://webtv.un.org/watch/identifying-the-specific-challenges-forum-on-business-and-human-rights-2015/4615868715001).

El Frente de Mujeres Defensoras de la Pachamama solicita a las organizaciones, instituciones, personas, medios de comunicación y ciudadanía en general, tanto nacionales como internacionales, permanecer atentos a este proceso ya que a más de la represión, persecución y criminalización, en Ecuador no hay justicia frente a las violaciones de derechos cometidas por el actual gobierno y Estado.

Archivos