Por el derecho a defender nuestros derechos

Defensora de Noviembre- Bárbara Diaz Surin

Defensora del Mes
Noviembre 2014
Bárbara Diaz Surin 

Fuente: Frontline Defenders

Fuente: Frontline Defenders

Mujer Defensora de Derechos Humanos, y madre de siete niños, Bárbara Díaz Surín en este momento se encuentra recluida en el Centro Preventivo donde permanecerá hasta su próxima audiencia, que se llevará a cabo en febrero de 2015. Su crimen? Defendiendo la naturaleza.

Desde el año 2006, las doce comunidades Maya Kaqchikel en la municipalidad de San Juan Sacatepéquez, Guatemala se han estado manifestando contra la construcción de la planta cementera y la expropiación de sus tierras ancestrales. Las comunidades afirman que el trabajo de la cementera llevaría a desalojos, contaminación por polvo, escasez de agua y la tala masiva del bosque. Estas manifestaciones resultaron en multitud de casos de intimidación y hostigamiento contra las comunidades.

Bárbara Díaz Surín fue elegida dos veces presidenta del Consejo Comunitario de Desarrollo – COCODE de Cruz Blanca en San Juan Sacatepéquez y es líderesa del movimiento que se opone a la construcción de la planta cementera San Gabriel de la empresa salvadoreña Cementos Progreso SA.[1]

En septiembre de 2014, el gobierno guatemalteco declaró el Estado de Prevención, que provocó un incremento de la presencia militar y policial en la zona para garantizar que los manifestantes no interrumpiesen la construcción planificada. Según la Ley de Orden Público (Capitulo II, Articulo 8, 14.12.1965) durante el Estado de Prevención el Estado tiene la facultad para militarizar los servicios públicos, limitar o prohibir los derechos de huelga o paro, limitar o prohibir reuniones o manifestaciones y disolverlas por la fuerza, prohibir y controlar la circulación de vehículos, y censurar publicaciones.

El 24 de octubre de 2014, unos días antes de su detención, Bárbara Díaz Surín participó con miles de mujeres Maya Kaqchikel de las doce comunidades de San Juan Sacatepéquez en una protesta para denunciar públicamente más de un millar de casos de violaciones de derechos humanos, incluyendo acoso sexual y violencia desde que el Estado de Prevención fue declarado.

En el momento de su detención, Bárbara Díaz Surínno fue informada de la causa de su arresto. Además, la defensora de derechos humanos denunció uso excesivo de la fuerza por parte de la policía, que le causó contusiones en el brazo derecho. Su hija de nueve años estuvo presente y fue testigo de la detención. No fue hasta su llegada a la corte en Mixco el 30 de octubre de 2014 que se le comunicó que estaba acusada de un asesinato llevado a cabo supuestamente el 5 abril 2014, de un comunero, durante una feria de empleo organizada por la empresa cementera. Cargos que la defensora rechaza haber cometido.[2]

ULAM expresa su solidaridad con Bárbara y esperamos que el estado guatemalteco le de libertad y pare de criminalizar a defensoras y defensores de derechos humanos.

Video de Mujeres Maya Kaqchikel hablando sobre los abusos que han ocurrido en sus comunidades por militares y policías durante el Estado de Prevención:

 

[1]Previamente propiedad de Holcim (Suiza) y de Grupo Cemcal SA Progreso (El Salvador) hasta 2012 cuando Grupo Cemcal SA Progreso compró las acciones de Holcim.

[2] Esta información se ha tomado del articulo de FrontlineDefenders. http://www.frontlinedefenders.org/es/node/27643

Archivos