Por el derecho a defender nuestros derechos

Defensora de Marzo 2015- Elvira Vásquez

Defensora de Marzo 2015
Elvira Vásquez

Screen Shot 2015-04-06 at 10.37.46

Elvira Vásquez es mujer líder de la comunidad de Jadibamaba, Cajamarca, norte Perú. Elvira ha sido instrumental en la defensa de la madre tierra y derechos humanos de los impactos del proyecto Minas Conga. Como consecuencia, ella esta siendo investigada por cargos ‘contra la tranquilidad pública- disturbios’ encontrándose amenazada con una sentencia penal de tres a seis años.

A lo largo de Cajamarca y el Perú existe gran oposición al proyecto minero Minas Conga de la empresa Yanacocha Mining Company, propiedad de Newmont Mining Coorporation de los EE.UU, la empresa peruana Compañía Minas Buenaventura, y el Banco Mundial[1]. La inversión que traerá el proyecto al Perú es proyectada ser una de las más grandes que el país ha visto. La propuesta de Minas Conga es abrir un tajo abierto para la explotación de oro y cobre, cubriendo un total de 2,000 hectáreas, 20km cuadrado, e involucrando el desplazamiento de cuatro lagunas de las altas montañas de Cajamarca[2].

Dado la magnitud del proyecto, muchas de las comunidades rurales en las montañas de Cajamarca serán afectadas. Aunque la empresa proclama que solo traerá desarrollo para las comunidades[3], muchos comuneros que tienen conocimiento del pasado de la empresa, incluyendo previas violaciones de derechos humanos[4] e incidentes de contaminación[5], están preocupados sobre el impacto que el proyecto tendrá en su supervivencia como agricultores. Aún más, ellos se preocupan sobre su acceso futuro a agua limpia[6].

Natal de Jadibamba, hija del presidente del ‘Frente de Defensa de Jadibamba’, desde una edad joven Elvira a asumido cargos de liderzazo y es una rondera. Junto a su pueblo, ella esta defendiendo los derechos de su comunidad, ya que si se realiza el proyecto Minas Conga, una piscina de relave será instalada dentro del territorio Jadibambenño, y afectará la cuenca de Jadibamba[7]. Elvira cree que su comunidad tiene el derecho a decidir sobre su futuro, y que la empresa Yanacocha no esta respetando esta decisión.

El 13 de marzo 2014, Elvira acompañó a un grupo de comuneros y ronderos a inspeccionar tres lagunas que serán afectadas por el proyecto. Elvira recuerda que al llegar a la laguna El Perol, ella vio como Policías habían reprimido a los comuneros que habían llegado antes de ella. Ella vio a muchos heridos, incluyendo a un hombre con lesiones leves en la cabeza[8] [9]. Elvira comenta que ella trato de documentar estos abusos, tomando fotografías y videos, pero esto la hizo en un blanco para los policías, y cuando una nueva ola de represión inició y bombas lacrimógenas fueron lanzadas a los comuneros, ella escucho a policías gritar ‘agárrenla, agarren su cámara’. La siguiente cosa que Elvira recuerda es ser atrapada por tres policías, recibir golpes y pateadas, y ser llevada a la caseta policial por la tranquera de Santa Rosa.

Dentro de la caseta, Elvira comenta que policías le quitaron su cámara fotográfica y celular, también le preguntaron de donde era y quien era su padre. Al darse cuenta que Elvira era de la comunidad de Jadibamba, los policías la humillaron preguntándole si podía leer o escribir. Elvira recuerda con dolor que una mujer policía demando revisarla tres veces, cada vez mas agresivamente, agarrando y apretando sus senos. Todo esto en frente de los comuneros que también estaban detenidos en la caseta[10].

La policía llevo al grupo de detenidos a Cajamarca, donde un fiscal estaba esperando para llevarlos directamente a Chiclayo (a 6 horas de Cajamarca). Sin embargo, solo por medio de la intervención de un abogado del IIDS, el grupo fue liberado.

Elvira fue detenía a las 11am y solo a las 3am del siguiente día fue liberada. Ella recibió su cámara de regreso, pero sin ninguna fotografía o video en la memoria. Esta experiencia la dejo traumada, sin poder dormir y perdiendo todo tipo de seguridad personal.

Queriendo justicia, el grupo de detenidos denunciaron los abusos padecidos, pero la corte de Celendin rápidamente archivaron el caso.

Casi un año después, el 20 de febrero 2015, Elvira recibió una notificación que ella estaba siendo investigada de cargos ‘contra la tranquilidad pública- disturbios’, por los hechos del 13 de mayo 2014. El 23 de marzo 2015, Elvira tuvo que dar su testimonio sobre los hechos a la Corte Penal Corporativa de Celendin.

Los cargos en contra de Elvira han abierto las cicatrices que ella recién estaba superando desde el incidente. No solo esto, pero Elvira ahora esta amenazada con una sentencia de prisión, temiendo por su liberta y futuro.

Información adicional

En 2014, Elvira formó parte de la Asociación de Mujeres en Defensa de la Vida de Cajamarca, grupo de mujeres miembro de ULAM, que promueve la defensa de la tierra, el ambiente y los derechos humanos. Como miembro del grupo, Elvira ha sido una activista energética, haciendo campañas en apoyo a distintos defensores de derechos humanos, como Maxima Acunña de Chaupe. En varias ocasiones, Elvira y otras mujeres defensoras de las Asociación acompañaron a Maxima en su casa cuando ella estaba pasando por tiempos de alto riesgo. En enero 2015, Elvira junto con la presidenta de la Asociación Lourdes Chuan Banda ,viajo a Lima en solidaridad con Elmer Campos, y para denunciar agresiones en contra de Maxima al Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

Descargar (PDF, 1.08MB)

Puede leer carta aquí: http://redulam.org/noticias/denuncia-presentada-al-ministerio-de-la-mujer-sobre-abuso-de-maxima-chaupe/

Elvira comprende que su detención y criminalización es parte de una practica común del Estado Peruano en sus objetivos de deslegitimar el movimiento en oposición a proyectos de extracción, por medio de la criminalización de sus lideres. Frente a esto, Elvira sigue comprometida con la defensa de la tierra, el ambiente y los derechos humanos, especialmente los derechos de su comunidad a vivir libre de contaminación.

ULAM denuncia los incidentes en contra de Elvira y demás personas que padecieron abusos por parte de la policía el 13 de mayo 2014. Pedimos que la investigación se lleve a cabo imparcialmente y acorde a la ley. Instamos al estado peruano que cese toda forma de criminalización de defensores de derechos humanos.

[1] It is owned 51.35 per cent by US Newmont Mining Corporation, 43.65 per cent by Peru’s Minas Buenaventura, and 5 per cent by the World Bank

[2] Including the blue lagoon oppositie Maxima’s home http://www.infomine.com/companiesproperties/reports/propertyreport.aspx?pid=25049&part=1

[3] http://www.yanacocha.com/home-responsabilidad-social/

[4] http://www.oxfamamerica.org/press/oxfam-calls-on-newmont-mining-company-to-publicly-renounce-human-rights-abuses-at-peruvian-gold-mine/

[5] http://nodirtygold.earthworksaction.org/voices/yanacocha#.VRoch0I-BE4

[6]http://www.earthworksaction.org/earthblog/detail/newmonts_conga_mine_brings_major_clean_water_problems#.VRodSEI-BE4

[7] http://www.earthworksaction.org/earthblog/detail/newmonts_conga_mine_brings_major_clean_water_problems#.VRodSEI-BE4

[8] https://congaconflict.wordpress.com/2014/05/16/swedish-students-tell-their-story-of-arbitrary-detention-in-conga/

[9] https://celendinlibre.wordpress.com/2014/05/13/peru-detienen-en-cajamarca-a-beneficiario-de-medida-cautelar-de-la-cidh/

[10] Testimonio de Elvira en conversación con ULAM

Archivos